Viajera Literaria: Reseña: El (sin) Sentido del Amor - Javier Ruescas

lunes, 18 de diciembre de 2017

Reseña: El (sin) Sentido del Amor - Javier Ruescas

¡Hola viajeros! Hoy les traigo después de bastante tiempo una reseña y tengo que decirles que estoy muy contenta por hablarles de este libro que leí hace una o dos semanas.






La fiesta que da inicio a las vacaciones parece sacada de una peli: una casa enorme y un montón de chicos bebiéndose el último verano antes de la universidad.

No es el ambiente de Lana, ella preferiría estar con la cabeza metida en sus ilustraciones. Pero Ciro, el blogger anónimo del momento y su mejor amigo, la ha arrastrado hasta allí porque dice que es donde está la emoción. Y lo cierto es que no se equivoca: en esa fiesta Lana conoce a un chico muy interesante con quien se siente inesperadamente cómoda; la anfitriona tiene una gran bronca de celos con su novio y Julia, la mejor amiga de Lana, no llega a encontrarles porque de camino a la fiesta se topa con un perfecto desconocido y decide pasar la noche con él.

El problema es que esos tres chicos: el interesante de Lana, el novio infiel de la anfitriona y el perfecto desconocido de Julia, son la misma persona: Jac, quien además va a empezar a trabajar con el padre de Lana el lunes siguiente.

¿Tiene sentido?

Este verano, Jac y Lana están atrapados en el mismo universo y parecen destinados a colisionar una y otra vez hasta que lo descubran.

→MI OPINIÓN←

Para empezar, voy a decir que éste es un libro que tengo muchas ganas de leer desde hace bastante. Me lo presto una amiga un par de semanas atrás y lo leí en cuestión de horas porque es un libro bastante corto y muy entretenido.

El (sin)sentido del Amor es una narración que nos cuenta la historia de Lana, una chica apasionada por el arte y muy talentosa. Este personaje en sí, no me llegó demasiado, no se si terminé de conectar con ella del todo, aunque esto no significa que me disguste o que no esté conforme con ella, simplemente no pude hallar un punto en el que Lana me provocara algo realmente. Siento que hubo momentos en los que de su mano me metía mucho en la historia y lo disfrutaba bastante, pero fueron pocos.

Tenemos también a Jac, un joven humilde y, al igual que Lana, muy talentoso. Este personaje, por el contrario de la anterior, de verdad se robó mi corazón. Es inteligente, es apasionado y está realmente decidido a hacer todo lo posible por ayudar a su familia y cumplir su sueño. Si les digo la verdad, Jac me tocó el alma y se ganó mi confianza desde su primera aparición. 

El eje de esta historia es, por supuesto, la relación de estos dos chicos y como se va dando poco a poco a medida que el libro avanza. Sinceramente me gustó muchísimo porque sentí entre ellos una conexión instantánea que crece progresivamente conforme avanza la historia, incluso si en algunos momentos se puede llegar a sufrir un poquito con ella. 

Algo que de verdad me encantó es que el autor logró crear una gran variedad de situaciones y confusiones en una pequeña cantidad de páginas sin que estas parezcan forzadas. Hay que reconocer también su gran capacidad para mantener al lector enganchado constantemente en sus palabras. Este es un libro muy rápido y sencillo de leer. Es la clase de libros que son buenos para leer entre lecturas largas o en épocas de exámenes porque es de verdad refrescante.

Así que como verán, si bien no logré del todo conectar con Lana o con algunos otros personajes que aparecen en la narración, si conecté muchísimo con la historia en sí, y creo que si bien no es un libro que buscaría para que me deje reflexionando o una historia innovadora, es un relato que sin dudas me tocó el corazón y me robó unas cuantas lágrimas, además de sorprenderme muchísimo y superar mis espectativas. Este libro me dejó con una gran sensación de felicidad y es por eso que lo recomiendo muchísimo. 

Frases Favoritas: 

“Pienso que el arte merece ser compartido y llegar a otros. Crecer con cada interpretación, tener una forma distinta según quien lo mire. Por eso me gusta el abstracto. Y también pienso que los pintores o los músicos o los escritores solo somos instrumentos para que se haga realidad, y no deberíamos ser más importantes que el lápiz que utilizamos, el micrófono que nos graba o el piano que tocamos.”

“Algunos escogerán la más sencilla, otros la más enrevesada y complicada, o la más tierna, o la más pasional... Y aún así, seguirá dando igual, porque la pintura, como el amor, continuará siendo un total, perfecto y absoluto sinsentido.”

" (...) a veces la amistad no consistía en entender ni en preguntar, sino en esperar y en escuchar todas las respuestas no pronunciadas.”

Ojalá hayan disfrutado la reseña tanto como yo disfruté escribirla. 
¡Hasta la próxima viajeros!
Gracias por estar del otro lado ♥