jueves, 28 de diciembre de 2017

¡Mejores lecturas 2017!



¡Hola viajeros! Lamentablemente no leí tanto como me habría gustado, pero aún así me hice tiempo para unos cuantos libros.

Me gustó mucho sentarme a repasar las lecturas de este año, me emocioné y hasta me divertí. Es por eso que el día de hoy he decidido traerles un pequeño resumen de mis cinco mejores lecturas de este año.

En esta entrada no voy a extenderme demasiado hablando sobre cada libro ya que casi todos tienen reseñas, pero si voy a comentarles un poquito sobre ellos. Los acompaño con fotos originales mías tomadas de mi bookstagram, a las cuales pueden acceder haciendo un click en la imagen.

¡No olviden comentarme abajo cuáles fueron las suyas!

martes, 26 de diciembre de 2017

Gracias por estar del otro lado

¡Hola viajeros!

Estamos a unos pocos días de terminar el año 2017 y, como cada año en estas fechas, me agarró un poquito de nostalgia pensando en las cosas vividas.

El 2017 fue para mi un año de muchos cambios, un año en el que dejé personas atrás, en el que crecí, en que viví experiencias nuevas y en el que hice amistades que se han ganado un lugar privilegiado en mi corazón.

Comienzo contándoles que este año empecé la universidad. Tengo la fortuna de estudiar algo que me apasiona, la carrera de Letras, en una facultad llena de gente con intereses similares, personas con las que he tenido afinidad en el momento en el que las conocí y compañeros dispuestos a ayudarse los unos a los otros. No hay nada mejor que hacer lo que a uno le gusta. Yo creo que todo requiere de muchísimo esfuerzo y dedicación, pero si uno ama lo que hace, los sacrificios duelen menos y los triunfos se disfrutan más.

La universidad este año me dió cinco nuevos amigos, entre los demás conocidos que se han ganado mi cariño. Pero ellos cinco son especiales. Son personas inteligentes, divertidas y muy buenas compañeras. A lo largo del año fui un poco más cercana con algunos y menos con otros, pero sé que todos son parte esencial del pequeño grupo formado, que se notan las ausencias, que se extrañan ahora que estamos de vacaciones y no los veo a diario. Son personas bellas, en su interior y en su exterior. 

Claro que aprendí muchísimo. Sobre todo aprendí a no dejar lecturas de la facultad para una semana antes de rendir (no lo hagan, no van a llegar) (ríanse pero es en serio).

Intenté incontables veces ser constante con las publicaciones en el blog, el bookstagram y el canal. Fallé, claro está. Pero no me resigné, ni voy a resignarme, a dejar de lado esta bella comunidad, que siempre está ahí para recibirme con los brazos abiertos. Leí mucho menos de lo que tenía planeado leer este año, y supongo que es por el hecho de que cambiaron demasiado mis hábitos y mis tiempos. Voy a hacer el esfuerzo por organizar mejor mi 2018.

Sobre todo quería contarles que me siento totalmente renovada. No recuerdo si alguna vez terminé un año con esta sensación de estar exactamente donde tengo que estar, de mirar para atrás y no arrepentirme de nada, de no entristecerme por nada, de no enojarme por nada. Ojalá pueda llegar con esta inmensa alegría a cada fin de año, satisfecha conmigo y con proyectos para el año siguiente. Feliz de lo que soy, pero sin perder las ganas de ser un poquito mejor. 

Me pareció buena idea compartir un poquito de lo que estoy pensando con ustedes, mis lectores, que desde el otro lado de la pantalla son parte de mi vida. Sin mucho más para agregar, y sólo deseándoles toda la felicidad del mundo en el nuevo año que comienza, les digo: gracias por estar del otro lado. ♥


lunes, 18 de diciembre de 2017

Reseña: El (sin) Sentido del Amor - Javier Ruescas

¡Hola viajeros! Hoy les traigo después de bastante tiempo una reseña y tengo que decirles que estoy muy contenta por hablarles de este libro que leí hace una o dos semanas.






La fiesta que da inicio a las vacaciones parece sacada de una peli: una casa enorme y un montón de chicos bebiéndose el último verano antes de la universidad.

No es el ambiente de Lana, ella preferiría estar con la cabeza metida en sus ilustraciones. Pero Ciro, el blogger anónimo del momento y su mejor amigo, la ha arrastrado hasta allí porque dice que es donde está la emoción. Y lo cierto es que no se equivoca: en esa fiesta Lana conoce a un chico muy interesante con quien se siente inesperadamente cómoda; la anfitriona tiene una gran bronca de celos con su novio y Julia, la mejor amiga de Lana, no llega a encontrarles porque de camino a la fiesta se topa con un perfecto desconocido y decide pasar la noche con él.

El problema es que esos tres chicos: el interesante de Lana, el novio infiel de la anfitriona y el perfecto desconocido de Julia, son la misma persona: Jac, quien además va a empezar a trabajar con el padre de Lana el lunes siguiente.

¿Tiene sentido?

Este verano, Jac y Lana están atrapados en el mismo universo y parecen destinados a colisionar una y otra vez hasta que lo descubran.